¡Hola! ¿Cómo estás?

He notado que muchas mujeres tienen ganas de iniciar un cambio en sus vidas pero no se animan, tienen miedo de no poder llevar adelante las acciones y estrategias que ello implica.

Hacer algo diferente implica salir de la zona de comodidad, implica “pagar un precio”, que no siempre está vinculado a lo económico. Ese precio puede ser dejar de hacer algo que venías haciendo, o cambiar tu rutina, o ver menos a determinadas personas, etc. Por ejemplo, si tu deseo es bajar de peso o cambiar tu alimentación, pagar el precio sería tener que dejar de consumir determinados alimentos, o modificar los horarios de ingestas, o decir “no” cuando te ofrezcan algo que elegís no comer, etc. Si lo que querés es dejar de fumar, pagar el precio sería aguantarte las ganas de fumar, o no frecuentar lugares o grupos donde se fuma. Si decidís estudiar algún curso o carrera, pagar el precio seria, por ejemplo, disponer tu tiempo libre para hacer las tareas y estudiar en lugar de hacer otra cosa, o no poder salir un domingo con amigos porque al otro día tenés examen.  ¿Se entiende la idea?

Siempre, siempre, una elección trae consigo una renuncia. Cuando se avanza por nuevos caminos, otros se dejan atrás, y es inevitable elegir. Pero ¿por qué es tan importante esa elección? porque nos va a abrir puertas y nos va a conducir al crecimiento, al desarrollo personal, y ¡eso no tiene precio!

Por eso, ¡permitite pagar el precio! ¡Animate a avanzar por nuevos caminos!! ¡Asumí el riesgo!!! ¡No te quedes en tu zona de confort por miedo! El miedo te paraliza, no te permite avanzar. El miedo, los bloqueos, las inseguridades, van de tu mano impidiéndote vivir la vida que deseás, alejándote de lo que te apasiona. La vida pasa, los años pasan, y si seguís estancada te estás perdiendo una parte del viaje. Animate a dar el paso que te saque de esa zona de comodidad, y vas a ver qué placer se siente al hacerlo. ¡Te sentirás libre, llena de energía!

Y lo más importante: sentirás que podés, te sentirás poderosa y creadora de tu propia vida!!

«Recorda que sos la autora de tu propia historia, y tenés la capacidad de cambiar la narración en todo momento»

Pero, ¿por dónde comenzar? Si tenemos una vida de creencias y memorias grabadas que dan origen a cada uno de los pensamientos, emociones y acciones que direccionan nuestra vida?

¡Esta parte dejámela a mí!

Quiero conducirte de la mano para que te animes a dar el paso que te saque de tu zona conocida y te permita hacer un cambio en tu vida.

¿Te animás?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.