Hoy cumplo 50 años. La vida se pasó muy rápido. Así parece.  Un cúmulo de vivencias se ha apoderado de mi memoria.

Me puse a mirar fotos, esas que hace años estaban guardadas en un cajón. Y la melancolía se apoderó de mí. ¡Cuántos recuerdos! ¡Cuántas personas que ya no están!

Cuántos momentos vividos con intensidad, con pasión, con felicidad.

Sentí una gran emoción al reencontrarme con esa niña que fui, tan dulce, tan tierna, tan ingenua, tan inocente, tan llena de vida, de sueños, con esos ojos pícaros…

A medida que las fotos se iban deslizando entre mis manos, me fui fusionando con mi pasado, conmigo misma, y recordé cada momento vivido el día que esas fotos fueron sacadas.

En unas pocas imágenes pude ver mi vida de un pantallazo. Y recordé los buenos momentos, y los no tan buenos. Las alegrías, las personas que fui conociendo en cada etapa, el nacimiento de mis hijos, los viajes, los cumpleaños festejados en familia, las navidades, y tantos otros momentos…

Y recordé algunos hechos significativos, esos que quedan guardados en la memoria y en el corazón, esos que te van modelando y que dejan huellas.

Y recordé también algunos hechos tristes, que también dejan huellas.

Pero claro, ¡si de eso se trata la vida! Los matices son los que embellecen el paisaje del camino. ¡Qué aburrido sería si todo fuera del mismo color!

Me gusta hacer balances. Me gusta rescatar la enseñanza que acompaña a cada experiencia vivida. Si no fuera por eso, los humanos no podríamos evolucionar.

Me gusta cumplir años, porque no importa la edad biológica, no, eso no es tan importante. Lo que importa es tener un propósito de vida y poder levantarse cada mañana con un plan ideado especialmente para cumplirlo; lo que importa es poder levantarse todos los días con ganas de salir a la calle a cumplir tu sueño. Y si tenés arrugas o celulitis, ¡no importa! Lo importante es tener el cuerpo vigoroso, con salud, con actitud, dispuesto a seguir dando batalla. Porque la vida es eso, una batalla tras otra que debés ir venciendo mientras vas camino a la cima.

Hoy cumplo 50 años y quiero hacerme un regalo. Pero no un regalo cualquiera. Me quiero regalar una poesía, una poesía que ha marcado mi camino.

Y al regalármela a mí, también te la regalo a vos, porque quiero que marque tu camino.

La vida está hecha de caminos que se nos presentan por delante, mientras  avanzamos, y el desafío es elegir cuál de ellos tomamos. El que elijamos, debe conducirnos a nuestra meta, a nuestro sueño. Y debemos transitarlo con pasión, con alegría, con responsabilidad, con entusiasmo.

¡¡NO TE DETENGAS!! Me lo digo a mí y te lo digo a vos. Porque hay mucho por hacer todavía.

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
«Emito mis alaridos por los techos de este mundo»,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron,
de nuestros «poetas muertos»,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los «poetas vivos».
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…

Hoy cumplo 50 años.

Orgullosa del camino andado.

Orgullosa de las experiencias capitalizadas.

Feliz por los sueños cumplidos.

Y aún más, por todos los sueños que me quedan por cumplir.

18 respuestas

  1. Maria Eugenia

    Eres una Genia, leo tus palabras y me identifico tanto que es como si yo mismo las hubiera escrito.

    Dios Te Bendiga

    Timo

  2. Hola Eugenia! Mientras tomo unos mates puse en geogle reflexiones a los 50, que es mí edad ahora y me encontré con tu escrito…gracias!! Me identifique totalmente pienso y siento así.que magia en Pergamino no nos vemos y te encontré en el mundo de internet coincidiendo en el modo de sentir la vida.

    1. Gabriela, qué alegría encontrarte por aca! Gracias! me alegra que compartas mi sentir!! Beso grande!!

  3. Hola Eugenia!
    Buscando algo bonito que dedicar a una gran y entrañable amiga en so 50 cumpleaños hoy, encuentro éste escrito suyo y me resulta tan adecuado, por la coetaneidad y venido del alma de una mujer… En fin, se lo he enviado y sé que le agradará mucho. ¡Gracias por escrbirlo! Para ella y para usted; ¡que sean muy felices venideros 50 años más!
    Saludos,
    Nelson.

    1. Muchas gracias Nelson por tu comentario! Ojalá inspire y motive a muchas mujeres a siempre ir por más! Abrazo!

  4. El próximo 15 de agosto cumplo mis 50′ estoy feliz y más porque tús palabras me describen, me reflejo .
    Feliz vuelta al sol!!!

    1. Hola!! gracias por tus palabras! qué bueno que te hayan resonado mis palabras! te deseo un muy feliz cumpleaños!

  5. Hoy 15 de octubre, buscando algo bonito porque cumplo 50 años, me encuentro esta grandiosa reflexión y me identifico con tan bellas palabras… Gracias por compartir… Saludos

    1. Hola Teresa, qué bueno que te resonaron! están escritas desde el corazón! Feliz cumpleaños!

  6. Hoy cumplo 50 años y sus palabras en este post han dejado mi mente evoloteando hacía años atrás .. todo, todo exactamente igual..un cúmulo de sensaciones y experiencias llegaron a mi en un segundo..Gracias mujer, mujer y nada más..!!!

    1. Hola, muchas gracias por tus palabras. Que bueno que pude despertar tus emociones! Feliz cumpleaños!

  7. Mañana cumplo 50 años, y hoy me encuentro con estás palabras tan lindas,tenía un sentimiento extraño pues ya dejaré los 40s jaja, y tus palabras me dieron gran alegría, y me he identificado mucho, gracias por compartir.

    1. Hola, gracias! qué lindo lo que decís! Espero que hayas pasado un hermoso día de cumple 50! Te mando un abrazo y ¡No te detengas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *