Muchos colegas me escriben porque desean ejercer libremente la profesión, pero desconocen cómo hacerlo, se sienten insegur@s y la mayoría coincide en que les faltan herramientas.

Pasa que el mundo está cambiando, sus reglas están cambiando, su dinámica está cambiando, y los trabajadores sociales no estamos ajenos a esta transformación.

En estos tiempos se nos hace imprescindible ponernos a pensar en nuevas formas de abordar las problemáticas sociales, económicas, familiares y personales.

Implica una revisión y actualización permanente de los métodos, técnicas y estrategias del Trabajo Social, presentando un desafío constante para los profesionales que llevamos adelante esta tarea.

Somos parte de un sistema que influye sobre nosotros y que a su vez es influido por nosotros, eso nos da la posibilidad de revisar nuestras prácticas y los espacios en donde las desarrollamos.

Entender también que nuestra forma de ser condiciona nuestra capacidad de hacer, nos invita a recorrer el mundo del autoconocimiento y desarrollo personal, para potenciar aún más nuestras intervenciones profesionales y facilitar la visibilización del Trabajo Social desde otros ámbitos, y no circunscribirlo sólo al ámbito de las instituciones.

Pensar en el Trabajo Social Independiente implica salirse de la concepción convencional que vincula a los trabajadores sociales como empleados públicos o estatales o que solo pueden ejercer la profesión en instituciones. Implica también entender que nuestras intervenciones no tienen que ver únicamente con prácticas asistencialistas que relacionan problemas sociales con recursos materiales.

En mis formaciones acompaño a profesionales en general y a trabajadores sociales en particular a generar emprendimientos que les permitan ejercer la profesión de manera independiente y que impacten positivamente en sus economías.

De esta manera, los motivo a explorar otros territorios posibles para el ejercicio libre de la profesión, los empujo a dar ese paso que no están pudiendo solos, les hago ver la posibilidad de que se puede emprender en Trabajo Social.

Por mi parte, continúo en un constante proceso de aprendizaje, trabajando en pulir y nutrir aún más mi manera de ser para “ser” una mejor persona, para “saber hacer” lo que tenga que hacer y cumplir mi misión de vida y para “saber estar” de manera armoniosa, civilizada y ética, en un sentido profundo de comunidad.

La vida que deseamos se puede lograr si empezamos a trabajar en ella hoy mismo.

Si deseas que te acompañe para iniciar un emprendimiento desde el Trabajo Social, puedes escribirme a maritaguerrini@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *