Una vez leí en una revista un artículo que hablaba sobre cómo iniciar el día para que todo lo que nos ocurra y lo que hagamos esté alineado con nuestro propósito.

¿Te pasa que a veces te levantas cansada o enojada o bajoneada?

Todos hemos experimentado eso de alguna manera.  Por eso quiero compartirte este secreto o tip o fórmula, como lo quieras llamar. El objetivo es darte herramientas para que las apliques en tu vida diaria y puedas iniciar tu día con buena vibra, energía, paz y armonía, y puedas encarar tus compromisos y obligaciones con una actitud positiva.

El tema es así:

Tenés que levantarte una hora más temprano de la acostumbrada, porque este ejercicio dura una hora. Tenés que distribuir esa hora en fracciones de 10 minutos cada una y harás lo siguiente:

Te explico un poco más cada paso:

Seguramente has escuchado hablar muchas veces de la meditación, pero igual te cuento qué es. Es una práctica milenaria que aporta beneficios para el bienestar mental y emocional, en la cual el individuo entrena la mente o induce un modo de conciencia.

Ya sea para calmar la mente, para encontrarse a uno mismo o para reducir la ansiedad o el estrés, cada vez hay más gente interesada en introducir esta práctica en su vida diaria, mejorando su calidad de vida. Y de verdad la mejora.

Estos son algunos de los beneficios:

Todo esto, entre otras cosas. Por eso, lo primero que tenés que hacer en el día es meditar 10 minutos.

La visualización es el proceso de crear imágenes mentales de vos misma disfrutando de lo que querés.

Cuando visualizás generás pensamientos poderosos y sentimientos de tener lo que quieras ahora. Entonces la Ley de la Atracción, que es una Ley Universal que gobierna toda nuestra vida, te devuelve esa realidad, tal como lo habías visto en tu mente. Porque la visualización es un pensamiento enfocado condensado en imágenes, que crea sentimientos poderosos.

Visualizar nos ayuda a ordenar las ideas, a ordenar nuestra mente y a calmarla. Cuando visualizás lo que querés tener y tenés fe de que ya lo estás recibiendo, y cuando visualizás las suficientes veces durante el tiempo necesario, tu cerebro y tu corazón se alinean emitiendo una vibración que atraerá hacia vos, por la Ley de la Atracción, su correspondiente material.

Visualizar es el gran secreto del éxito.

Pensá en los inventores y en sus inventos. ¿Cómo hicieron para crear cosas fabulosas como el avión, el cine, la luz eléctrica, etc.? Primero lo vieron en sus mentes. Lo visualizaron, lo crearon en sus mentes, lo vieron claramente, y el Universo todo conspiró para que ese pensamiento se hiciera realidad en el plano físico.

Cuando ves la imagen en tu mente, estás adoptando la actitud de tener lo que deseas en el presente, y poniendo tu fe y confianza en el Universo, porque te estás enfocando en el resultado final y experimentando cómo lo sientes sin prestar atención al cómo se producirá. Tu imagen mental es ver lo que pides como algo ya realizado. Tus sentimientos acompañan esa imagen como algo que ya está sucediendo. Debés visualizarlo lo más real posible para que el cerebro y la mente lógica, lo vean como real, y en primera persona, cómo vos estás llevando a cabo la acción .Ese es el arte de la visualización.

Debés visualizar lo que deseás que llegue a tu vida con todos los detalles, utilizando todos los sentidos, y sintiendo que ya lo tenés. Cuantas más veces visualices, cuanto más tiempo mantengas tu imagen mental en la cabeza, cuanta más claridad y nitidez obtengas de tu imagen y cuanta más intensidad emocional seas capaz de proporcionarle, más rápido veras su manifestación en el plano físico.

Las afirmaciones son aquellas declaraciones que decimos en voz alta o que nos repetimos mentalmente. Deben ser positivas, obvio. ¿Por qué? Porque van a ayudar a reprogramar tu mente. Recordá que tus creencias y pensamientos influyen en tus decisiones, en tus actos y en la interpretación que hacés frente a lo que te sucede cada día. A su vez, tu actitud determina, en gran parte, los resultados que vas cosechando a lo largo de la vida. De ahí la importancia de aprender a utilizar las afirmaciones positivas.

Con esas afirmaciones podés hacer tu MANTRA personal.

Un MANTRA es una declaración que te acompañará durante el próximo tiempo hasta que cumplas tus sueños.

Deberás repetirlo a la mañana, al levantarte, y a la noche, antes de acostarte. Si es posible, debés ubicarlo en un lugar visible para tenerlo presente durante todo el día.

Te comparto el mío:

De más está decir que la lectura inspiradora te prepara para afrontar el día de una manera diferente. Así que tomá un libro que tenga textos para reflexionar y leé algún párrafo tomado al azar. Te predispondrás a empezar el día de una manera positiva y con energía.

La gratitud actúa a través de la Ley de Atracción que rige toda la energía de nuestro universo. Por la Ley de Atracción, lo semejante atrae a lo semejante. Por lo tanto, como nuestros pensamientos y sentimientos también son energía, atraemos lo que pensamos y sentimos.

Si pensamos “no me gusta mi trabajo”, “no me alcanza el dinero”, “no puedo encontrar a la pareja perfecta”, “no me llevo bien con mis padres”, “tengo un hijo con problemas”, etc. atraeremos más experiencias similares.

Pero si pensamos en cosas por las que podemos estar agradecidos, como “me gusta mi trabajo”, “mi familia me apoya”, “he pasado un fin de semana maravilloso”, “me recupero favorablemente de mi enfermedad, etc., y sentimos sinceramente gratitud, la Ley de Atracción dice que atraeremos más de esas cosas en nuestra vida. Funciona igual que cuando el metal es atraído por un imán: la gratitud es magnética, cuanta más gratitud sentimos, más abundancia recibimos.

Habrás oído: “todo lo que haces te vuelve multiplicado”, “cada uno cosecha su siembra”, “lo que das es lo que recibes”. Todos estos refranes hacen referencia a la misma ley. Sin embargo, en la actualidad, el poder de la gratitud sigue siendo un gran desconocido para la mayoría de las personas, porque para experimentar la magia de la gratitud, ¡hay que practicarla!

Entonces, no importa quién seas, ni dónde estés, ni cuáles sean tus circunstancias actuales, la magia de la gratitud cambiará toda tu vida. La gratitud puede transformar tus relaciones para que sean felices y significativas, puede volverte próspero para que tengas el dinero que necesitás para hacer lo que querés hacer, aumentará tu salud y te hará más feliz.

Cuando empezamos a pensar en todas las cosas por las cuales estar agradecidos, dejamos de lado lo que nos falta y tomamos consciencia de todo lo que tenemos. Y al agradecerlo de corazón, eso que agradecemos se multiplica. Lo que no agradecemos se pierde.

Según Deepak Chopra, siempre podemos encontrar algo digno de apreciar, aunque sea algo sencillo, cosas pequeñas: un desayuno caliente al despertar, la satisfacción de haber aprendido algo nuevo, los rayos del sol que brillan y entran por la ventana, una caminata, la lectura de un buen libro, etc.

Entonces, empezá tu día agradeciendo. Comprate un cuaderno y empezá a escribir los agradecimientos. Todos los días son un buen día para agradecer, para conectarnos en forma profunda con ese sentimiento tan noble de los seres humanos.

Y por último, los ejercicios son fundamentales. Con sólo 10 minutos podrás estirar y elongar tu cuerpo y prepararlo para empezar el día. Si preferís y tenés más tiempo, podés salir a caminar o hacer ejercicios de otro tipo, o ir al gimnasio. Sería ideal. Pero si no, estirá un poco o hacé alguna postura de yoga.

En este video te explico sintéticamente cada paso. Hacé click aqui para ver el video.

Espero que esta información te haya resultado de interés y que la pongas en práctica. Verás cómo tu día comienza de una forma diferente.

¡Un abrazo!

Lic. María Eugenia Guerrini

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.